martes, 26 de julio de 2011

Constelación

Allá en el punto más remoto de la tierra
estaban esas dos almas descalzas,
dejaban tras sus pasos tantas huellas
entre la arena tan brillante y tan mansa.

Por fin veían todo el horizonte
que presentaba tanta sutileza,
llegar allí era lo mas deseado
y mirar las marcas de la arena tras sus pasos
los hizo darse cuenta que el camino
es un hermoso surco de elegías,
no siempre el día de hoy es nuestro día,
sin embargo ellos se juntan para unirnos.

Y a veces el viento surge con su furia
dejando sólo trazos esfumados,
es frágil la memoria de los hombres
y es humo el movimiento de sus pasos,
pero queda precisado en algún sitio,
en el punto más remoto de la tierra,
ahí estamos tu y yo, en esta esfera,
mientras gira en su órbita este mundo.

1 comentario:

Rayuela dijo...

hermoso, hermosísimo


besos*